Juan Sebastián Palacios, es un joven bogotano que por temas familiares tuvo que trasladarse de la capital del país hasta la capital vallecaucana. Hace 2 años vive en Marianos Ramos uno de los barrios más emblemáticos del sur-oriente caleño. En ese barrio gracias a su tía Marcela conoció el mundo de las narices chatas y logró hacerle un quite a las drogas y las pandillas que normalmente lo asechaban en su entorno.

Juan Sebastián se puso su primer par de guantes de boxeo hace 8 meses aproximadamente en el Coliseo de Mariano Ramos y desde entonces no ha dejado de soñar en ser el boxeador más grande de Colombia, con unos certeros derechazos y la agilidad en sus piernas.

Palacios desde que se estrenó como boxeador no ha parado de ganar, en los Juegos XXll Juegos Departamentales de Buenaventura tiene una nueva oportunidad de lucir, y de entrada en la primera jornada de boxeo este jueves 12 de julio se destacó en su peso mosca de la categoría junior.

Es uno de los atletas más destacados de la selección Cali y eso lo demostró en el cuadrilátero a donde subió y venció a Santiago Culcha de Zarzal, “Gracias a Dios tengo mucha confianza y eso es lo que realmente me mantiene, creo que puedo ser un gran campeón de boxeo y un gran ingeniero de sistemas al mismo tiempo” manifestó Juan Sebastián.

Este boxeador no se detiene allí, está esperando con ansias su próximo rival para derrotarlo, una confianza que transmite con sus palabras: “yo nunca pierdo, invicto hasta ahora”. Palacios de tan solo 15 años y amante de las matemáticas, espera dejar su nombre inscrito en lo más alto del pódium de los Juegos Departamentales del Valle del Cauca.

“Disciplina y dedicación” es lo que Palacios destaca como esos ingredientes especiales en el camino que pueden llevarlo a convertirse en un gran pugilista; aunque no vive con su padre Miguel Ángel Palacios sigue todas sus recomendaciones de que entrene bien, que tenga una buena alimentación, que duerma sus 8 horas y sobre todo que no descuide sus estudios.

Con una sonrisa que podría extenderse hasta la sucursal del cielo Juan Sebastián se destaca entre todos los atletas que llegaron al bello puerto del mar con las maletas cargadas de sueños de convertirse en nuevo campeón departamental y escribir su hombre en la historia del “Valle Oro Puro”.